Afeitadoras eléctricas: Rotativas o de láminas

Las afeitadoras eléctricas se han convertido en un artículo imprescindible en el día a día de muchos hombres. La necesidad de un cuidado personal hace que el uso de este tipo de máquinas hayan incrementado sus ventas en los últimos años.

Para la elección según los diferentes tipos de afeitadoras eléctricas, hay que tener en cuenta algunos factores como la facilidad de su uso, el rendimiento, la capacidad de dar un buen afeitado cercano, la comodidad a la hora de una limpieza, la relación calidad-precio o la durabilidad de la misma, entre otros.

afeitadoras eléctricas

Tipos de afeitadoras eléctricas

En este apartado, vamos a establecer las distinciones según los diferentes tipos de afeitadoras que existen:

Afeitadoras eléctricas rotativas

Las máquinas de afeitar rotativas se caracterizan por tener un cabezal circular, en donde se encuentran las cuchillas, que se adaptan a las facciones de la cara. El movimiento rotatorio de su cabezal, hace que las cuchillas vayan cortando el pelo a su paso.

Las ranuras de estas afeitadoras permiten cortar diferentes tipos de pelos, según su grosor y longitud. Suelen atrapar mejor los pelos largos de varios días.

El diseño de estas máquinas están especializadas para funcionar con movimientos circulares por todo el contorno de la cara, llegando a alcanzar zonas como la barbilla y el cuello.

Un ejemplo de esta afeitadora sería la Philips S5420/06, con un rápido sistema de cuchillas MultiPrecision y sus cabezales de perfil redondeado flex de 5 direcciones totalmente lavables que se deslizan suavemente para proteger tu piel. Puedes afeitarte tanto en seco como en húmedo con gel o espuma, incluso en la ducha. Además tiene 45 minutos de autonomía y si tiene una urgencia y se encuentra con la batería agotada en 5 minutos la tiene cargada para un afeitado.

Afeitadoras eléctricas de láminas

Este tipo de máquinas se caracterizan por tener una lámina que protege nuestra piel, debajo de la cual se encuentra las cuchillas. Realizan unos movimientos laterales, muy cerca de la piel, que van cortando los pelos.

La lamina atrapa el vello y lo corta apurando más que que las afeitadoras rotativas, ya que son mejores a la hora de perfilar y dar forma a las patillas o barba. El corte que se obtiene suele ser parecido al que presentan las cuchillas de afeitar, por lo que sería aconsejable utilizar este tipo de máquinas si quieres obtener el mismo resultado.

La marca más especializada en este tipo de afeitadoras es Braun, como la Water-flex Blue, que además de adaptarse al tipo de afeitado se adapta a tu contorno para un afeitado apurado y cómodo, gracias a su cabezal pivotante. Puedes afeitarte en seco, mojado o con espuma o gel consiguiendo un afeitado refrescante y sin tirones. Además ofrece funciones como recortador de precisión e indicador de batería pudiendo hacer la carga completa de una hora, o una carga de 5 minutos para un afeitado rápido.

afeitadoras eléctricas

¿Qué afeitadora es mejor?

Las afeitadoras eléctricas de láminas, logran un mayor apurando que las rotativas, aunque esto también va a depender del modelo que compremos.

Si nos fijamos en la velocidad del afeitado, hay que tener en cuenta por un lado, la rotación por minuto de las afeitadoras de rotación, o del número de vibraciones, si estamos mirando las de láminas. Suelen tener mayor velocidad las de láminas, pero también depende del modelo y marca de la máquina.

En cuanto a las cuchillas, hay que destacar que las máquinas de láminas, presentan cierta ventaja sobre las rotativas debido al sistema más eficiente de las cuchillas alargadas a la hora de atrapar el vello, que las circulares.

Si buscamos una mejor adaptación a la cara, entonces habría que destacar las afeitadoras de rotación, ya que pueden acceder a zonas más inaccesibles que las de láminas. Tienen unos cabezales pivotantes que se adaptan a los distintos ángulos de la cara.

Afeitadoras según el tipo de piel

Para pieles sensibles, las afeitadoras eléctricas en general suelen ser mejores que las manuales, debido a que no cortan a ras de la piel, evitando así cortes e irritaciones. Algunas de estas máquinas, permiten afeitarse bajo la ducha, lo que hace un afeitado más suave y cómodo.

Si tienes una piel delicada, es aconsejable usar las máquinas de láminas, ya que irritan menos la piel que las rotativas, aunque por otro lado, son más potentes que estas últimas.

Si tienes una máquina que tenga unos cabezales que se adapten al contorno de la cara, va a provocar tener una menor irritación, ya que estos pivotarán al entrar en contacto con la piel, eliminando más pelo en cada pasada.

Os dejamos el enlace a nuestras afeitadoras y unos vídeos con los distintos funcionamientos, para que veáis la demostración y acertéis con vuestra elección:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *