¡Trucos y pasos sencillos para planchar tu ropa!

Llega la hora de ponerse frente a todo el mogollón de ropa que tienes en lo alto de la silla y… ¿Habrá que plancharla no? ¡Hoy, con esta guía sobre cómo planchar la ropa, te ayudaremos a que toda esa ropa quede sin ninguna arruga!

Aprende a planchar fácilmente | Cómo planchar la ropa

Distintos pasos a seguir | Cómo planchar la ropa 

Cómo ya hemos dicho antes, la ropa que tienes en la silla no se va a planchar sola. Si quieres hacerlo rápido, de manera organizada y ordenada, este post te va a interesar. ¿Cómo lo vas a hacer?

¡Vamos a explicar los diferentes pasos para planchar la ropa!

Controla todo el material necesario

Primero rellena el depósito de agua y enchufa la plancha para que se caliente y, mientras tanto, organiza todos los materiales antes de ponerte al lío. Prepara tu tabla de la plancha y coge una tela antigua para que, de esta manera, protejas todas las plantas delicadas.

Clasifica tus prendas según su material

La organización es muy importante para todo y… ¡Para planchar también!

Coge toda la ropa que tienes disponible para planchar y ordénala según el tipo de material. Para ello, debes comenzar planchando toda aquella ropa que necesite un nivel de calor más bajo e ir aumentando poco a poco para que, de esta manera, no sufra daños. Por ejemplo para el acetato, la seda y la lana se necesita un nivel bajo de calor mientras que el algodón y poliéster necesitan un nivel más alto de calor.

Ordenar ropa para planchar | Cómo planchar la ropa

Coge la ropa y… ¡A planchar!

Planchar es sencillo pero si no lo has hecho nunca, deberías tener en cuenta varios detalles. Tras realizar los pasos anteriores, la plancha ya estará lista.

Pero… ¡Cuidado!

Si tenéis telas delicadas no deberían ponerse en contacto con la plancha directamente. Para ello, es recomendable utilizar una tela húmeda. Primero pasa el lado caliente de la plancha por uno de los lados de la prenda que hayas cogido y luego por el otro lado. Para que no quede ninguna arruga debéis planchar cada parte individual de la prenda. Tras ello, cuelga la prenda en una percha o dejala caer en una silla de forma correcta.

¡Tened cuidado y no dejéis la plancha apoyada sobre la prenda ya que podéis quemarla!

Riesgos y consejos a la hora de planchar la ropa

Para seguir con esta guía sobre cómo planchar la ropa, para todos aquellos que no lo hayáis hecho nunca, tenéis que saber que no hacerlo de manera correcta puede suponer diferentes riesgos. Por ello, os dejamos algunos posibles riesgos a tener en cuenta y distintos consejos para llevarlos a cabo.

Riesgos | Cómo planchar la ropa

A continuación os dejamos diferentes riesgos que pueden ocurrir a la hora de planchar vuestra ropa.

  • Debéis mantener la plancha lejos del alcance de los más pequeños de la casa.
  • Dejad que la plancha se enfríe antes de guardarla.
  • Como ya hemos dicho, no dejéis la plancha caliente en lo alto de la ropa.
  • Es recomendable dar la vuelta a las prendas para evitar que se dañen los tejidos.
  • No olvidéis seguir las indicaciones de las etiquetas.
  • Si en algún momento tienes la mala suerte de quemarte con la plancha, deberías tratarlo rápidamente. Para ello acércate al grifo más cercano y coloca la quemadura bajo el agua unos 15 o 20 minutos. Si la quemadura requiere de atención médica, ya sabéis… ¡No os quedéis en casa y acudid al médico!

Consejos | Cómo planchar la ropa

Ya hemos contado los diferentes riesgos a tener en cuenta a la hora de cómo planchar la ropa pero… ¿Qué consejos son importantes y tenéis que seguir?

¡Vamos a verlos a continuación!

  • En primer lugar, humedece la plancha para que el planchado sea más fácil. Es recomendable utilizar la opción de pulverizador.
  • Los cables son muy traicioneros, ten cuidado con ellos para que la plancha no se caiga.
  • Si en algún momento se te resisten las arrugas utiliza, como ya hemos dicho antes, un paño húmedo encima de ellas.
  • Mantén la plancha durante diez minutos fuera antes de guardarla en su sitio.
  • Utiliza un bote lleno de agua, si puede ser de spray mucho mejor, para rociarlo sobre las prendas si se secan antes de que termines de planchar.
  • La posición de la plancha, cuando no la utilicemos, debe ser en vertical.

Y ahora lo más importante… ¿Cómo planchar la ropa?

Ya hemos visto los distintos pasos que hay que seguir cuándo nos pongamos manos a la obra con la plancha. También los diferentes riesgos y consejos a seguir para que no nos ocurra nada pero… ¿Falta algo más no?

¡Efectivamente!

Ahora veremos cómo planchar las diferentes camisas, pantalones y vestidos para que no quede ninguna arruga.

Cómo planchar camisas

Para planchar las camisas debemos ir desde arriba hacia abajo. Comenzaremos por el cuello, desde un borde a otro pasando por el centro. A continuación, pasaremos a los puños y, tras ellos, estiraremos bien las mangas para que no queden arrugas. Una vez hecho esto plánchala de abajo hacia arriba todo el cuerpo de la misma.

Cómo planchar camisas

Cómo planchar pantalones

Es el momento de quitarle las arrugas a todos nuestros pantalones. Para ello comenzaremos por la parte de los bolsillos y la cintura. Para planchar pantalones de traje, recomendamos utilizar un paño sobre la tela. Los bolsillos deberíamos sacarlos, darle la vuelta y plancharlos. Una vez hecho esto coloca los pantalones sobre la tabla y doblalos, de tal forma que las piernas y las costuras estén alineadas. Ahora dobla la pierna hacia atrás y plancha la parte trasera y, tras ello, la parte delantera. 

Cómo planchar pantalones

Cómo planchar vestidos

Por último os enseñaremos, en este apartado sobre cómo planchar la ropa, a dejar los vestidos sin ninguna arruga. El primer paso sería colocar el vestido sobre la tabla de la plancha y, a partir de aquí, tenemos dos opciones. La primera es que si tu vestido tiene cuello o mangas debes seguir los pasos anteriormente explicados para la camisa. La segunda opción es planchar el vestido, o la falda, hacia arriba desde la parte inferior hasta la cintura.

Cómo planchar vestidos

¡Y con esto ya tendréis todos los pasos para que vuestra ropa quede sin ninguna arruga!

Pero… ¿Tenéis poco tiempo para planchar?

¡No os preocupéis por eso, vuestra ropa puede quedar libre de arrugas si la tendéis bien!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *