Desde Portugal: Bacalao Dorado

¡Vuelve la cocina internacional al blog de Electrocosto!
Esta vez hemos elegido una receta que, a pesar de parecer de lo más española, sus orígenes se encuentran en el otro país que forma la Península Ibérica junto a nosotros: Portugal.

Receta Bacalao Dorado – Bacalhau à brás

receta bacalao dorado

Allí es conocida como Bacalhau à brás y se trata de una receta sencilla y deliciosa. Estos son los adjetivos que mejor la pueden definir.
Sin mas dilación procedemos a enumerar, en primer lugar, los ingredientes necesarios para preparar este rico plato portugués.

Ingredientes – 4 personas

  • 400 gr. de bacalao migado
  • 6 huevos grandes
  • 1 cebolla grande
  • Aceitunas negras sin hueso al gusto
  • Aceite
  • Sal
  • Perejil
  • Pimienta

Preparación

Lo más importante es desalar el bacalao antes de empezar a cocinarlo. Esto se lleva a cabo sumergiéndolo durante uno o dos días en agua, cambiándola cada 6 u 8 horas. Todo ello a una temperatura constante entre 6ºC y 8ºC dentro del frigorífico.

receta bacalao dorado

Dejamos el bacalao bien desmenuzado en un bol aparte y comenzamos a preparar los demás ingredientes. Las patatas debemos pelarlas, lavarlas y secarlas. Las rallaremos, una vez secas, con una mandolina. Debemos usar el tipo de corte “paja”, el más fino posible.

receta bacalao dorado

Ponemos las patatas en un cuenco con agua fría y lavamos varias veces. Lo más importante es que suelten todo el almidón posible para que no oscurezcan ni se pegen al freirlas. Las freímos en abundante aceite de oliva hasta que queden doradas y crujientes. ¡Cuidado! Son muy finas y se pueden quemar con facilidad.

receta bacalao dorado

En una sartén aparte añadimos un chorrito de aceite, lo justo para que no se nos pegue nada. Mientras se calienta la sarten debemos batir los huevos y picar la cebolla en taquitos pequeños. Ahora añadimos todo en la sartén (fuego medio) y removemos durante 2 ó 3 minutos.
Disponemos el revuelto sobre una fuente o plato grande y ahora añadimos el perejil picado y las aceitunas negras troceadas.
Como véis se trata de una receta rápida y sencilla pero el resultado es delicioso. Te animamos a que pruebes este rico plato portugúes y, ya que puede servir de segundo plato, ¿por qué no pruebas unos tomates rellenos de quinoa y verduras de primero?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *