Leche frita ¿Sabes cómo se hace?-Aquí te lo contamos

leche frita

¿Cuantas veces has preparado de comer para la familia y no sabías qué poner de postre? La receta que os dejamos hoy es una receta tradicional, sencilla y deliciosa que hará de tus postres la envidia de los demás, "Leche Frita".

Para prepararla solo tendrás que tener los siguientes ingredientes:

Para la masa:

  • 400 ml de leche entera o 2 vasos de yogurt
  • 35 gramos de maicena
  • 80g de azúcar
  • Cáscara de un limón
  • 1 ramita de canela

Para el rebozado:

  • 1 ó 2 huevos
  • Maicena / Harina
  • Azúcar
  • Canela en polvo

Empezamos preparando la masa

Con los ingredientes del listado que hemos dejado previamente ya preparados, empezaremos vertiendo unos 300 ml de leche (guardamos los otros 100 ml para más adelante), el azúcar, la cáscara del limón y la ramita de canela en un recipiente y lo ponemos a calentar hasta que ebulla. Con este paso conseguimos sacar todo el sabor de la leche, el limón y la canela (si os gusta la leche merengada, solo tendréis que dejar enfriar la mezcla ¡y listo para beber!).

Una vez ebulla, apagamos el fuego y dejamos que la mezcla repose durante 10-15 min en la olla/cacerola lejos del fuego y procedemos a pasarla por un colador a otro cazo u olla para retirar la canela y el limón.

El siguiente paso es mezclar los 35 gramos de maicena con los 100 ml de leche que apartamos anteriormente en un recipiente aparte hasta que se disuelva por completo. Recordad que tenemos que batír enérgicamente para que no queden grumos.

Debemos añadir esta mezcla de leche con maicena a la mezcla original y ponerlo todo a fuego lento para que vaya cogiendo consistencia poco a poco. No os olvidéis de remover sin parar o la masa quedará grumosa, y no queremos eso.

Tras 15-20 minutos removiendo, habrá espesado lo suficiente para retirarla del fuego. En ese punto volcamos la masa en un recipiente rectangular y dejamos que la mezcla se enfríe. Si no queréis que por la parte superior quede esa capa dura que se forma al estar en contacto con el aire, solo debéis colocar un papel film y listo.

Una vez pasadas varias horas, cuando la masa esté fría, podremos cortarla en cuadrados para su posterior fritura.

Preparamos todo para freir

El primer paso para el rebozado es preparar dos recipientes. En uno pondremos el huevo y en otro algo de maicena (si no tenemos maicena, podemos sustituirlo por harina).

Con el huevo bien batido pasamos los trozos ya cortados por la maicena, después por el huevo y una última pasada de nuevo por la maicena, para que quede una cobertura perfecta. Recordad que el aceite debe estar a bastante temperatura ya que solo queremos dorar la parte de fuera de forma rápida.

El último paso, después de freír nuestras porciones de leche frita, es preparar un recipiente donde mezclaremos muy bien el azúcar con la canela, para que el rebozado salga homogéneo. Podemos echar más o menos canela según el gusto. Una vez la mezcla esté preparada, solo debemos introducir las porciones de leche frita en el recipiente, cubrir toda la superficie de nuestros cuadrados ya fritos y retirar el exceso de azúcar.

Dejamos que se enfríe ¡¡y listo!! Ya tenemos listo nuestro delicioso postre.

¡¡Buen provecho!!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *