limpieza y mantenimiento de nuestra lavadora

Solemos despreocuparnos de la limpieza y mantenimiento de la mayoría de electrodomésticos. Algunos requieren más atención que otros, como es el caso del aire acondicionado, las campanas extractoras o como en este caso, las lavadoras.

Es importante cuidar nuestra lavadora, para mejorar su vida útil hasta un 30% más. Para ello necesitaremos algunos productos de limpieza y anti cal, herramientas profesionales y de calidad para acceder a algunas partes interiores (las podéis encontrar online en tiendas especializadas como la de Fixami), cepillo y guantes. ¿Te animas a tener la lavadora como el primer día?¿Sí? Vamos al lío.

Cortar el agua de la lavadora

Limpieza de nuestra lavadora

En primer lugar introducimos un trapo o bayeta en el interior de la goma que separa el tambor de la puerta. En la zona inferior se acumulan multitud de hongos y humedad. Una vez colocada, echamos lejía especial para lavadora, que suele ser densa, y dejamos actuar.

Mientras tanto, retiramos el cajetín del detergente con cuidado y lo limpiamos con lejia, al igual que el hueco del interior. Una vez limpio, añadimos una cucharada de percarbonato de sodio en el hueco del detergente. Limpiamos con la bayeta el resto de la goma y la metemos dentro de la lavadora, añadiendo también un cacito de detergente.

Debemos seleccionar un programa de lavado largo, a 60 Cº o más de temperatura, sin seleccionar centrifugado. Mientras oigas que la lavadora se llena de agua, añade medio litro de vinagre. El lavado debería acabar con todas las bacterias y suciedad.

Mantenimiento de la lavadora

En primer lugar, debemos preparar la zona de trabajo. La lavadora suele estar en un hueco, mal situada o poco accesible para que podamos acceder a la parte trasera o laterales. Corta la toma de agua y de luz y retira la lavadora hasta una zona más despejada.

Debemos limpiar tanto los filtros de entrada como de salida de agua, ya que el primero evita que entre arena de la toma de agua y el último evita que los restos o pequeños objetos se vayan por las cañerías. En algunas lavadoras es necesario destornillador y alicates para proceder, por lo que debes tener a mano la caja de herramientas.

Frecuencia

Debemos hacer este mantenimiento general cada 20-30 lavados en función del uso que le demos. De esta forma, evitaremos acumulaciones de cal, mejoraremos la limpieza de nuestra ropa y alargaremos la vida de nuestra lavadora. También evitaremos atascos de agua, por lo que prescindiremos de llamar al fontanero.

Y tú, ¿Tienes alguna forma casera de limpiar tus electrodomésticos? Cuéntanoslo en los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *