Rabo de Toro – Quítate el miedo a cocinarlo con esta sencilla receta.

 

Al igual que la Mazamorra que realizamos en nuestro anterior post, el "Rabo de Toro" es una receta tradicional cordobesa y de gran sabor, además posee múltiples beneficios para tu organismo al tratarse de una carne rica en proteínas, vitaminas y minerales. Una de sus caracterísiticas más importantes es que se trata de una carne mucho más saludable, ya que procede de un animal criado de forma natural, con un alto contenido en hierro y poca materia grasa.

También contiene gran cantidad de vitaminas B2, B6, B9 y B12, es decir, esta carne beneficia la función inmunológica y enzimática, favorece la formación de glóbulos rojos, mejora el tono muscular y contribuye a relajar los vasos sanguíneos. Un plato de rabo de toro aporta agua, ácidos monoinsaturados, zinc, sodio, magnesio, hierro y calcio.

Tiene una elaboración muy sencilla y con solo varios pasos tendremos un plato con el que dejar a tus invitados o familiares con la boca abierta.

Necesitaremos los siguientes ingredientes:

Ingredientes

  • 1 kg de rabo de toro
  • 1 vaso de aceite de oliva virgen extra
  • 5 dientes de ajo
  • 3 cebollas
  • 2 pimientos verdes
  • 1 pimiento rojo
  • 3 zanahorias medianas
  • 3 tomates
  • 1 vaso de vino oloroso
  • 2 cucharaditas de pimentón
  • de 10 a 14 pimientas en grano
  • 7 clavos enteros
  • Dos hojas de laurel seco
  • Sal

Elaboración


Para comenzar la preparación del rabo de toro, empezaremos dorando los ajos en una olla de tamaño suficiente para que quepan todos los ingredientes. Una vez dorados echamos las cebollas, zanahora, pimientos y tomates picados en trozos no muy grandes. Para facilitar el trabajo podemos usar nuestra picadora (en Electrocosto recomendamos la Moulinex A327R1, una opción económica con la calidad de una marca de toda la vida) o simplificarlo aún más y usar un robot de cocina, (otra opción que te recomendamos es el robot de cocina Moulinex HF800A, con todos los accesorios que necesitas y a un precio sorprendente) que, además de picar los ingredientes podremos programarlo y cocinar directamente en él.

Vamos removiendo para que no se queme ningún ingrediente de forma constante durante varios minutos y añadimos el kilo el rabo de toro previamente cortado (si no sabemos cortarlo correctamente podemos pedirle a nuestro carnicero que lo haga por nosotros).

Esperamos a que nuestros trozos de rabo estén un poco doraditos y es en este momento, cuando debemos añadir uno de los ingredientes que más sabor le darán a nuestro plato, el vino oloroso.

En este punto y agregamos todos los ingredientes que nos faltaban por añadir a nuestra olla mientras el vino va reduciendo durante algo menos de 10 minutos. Es en este punto donde debemos añadir el agua, la cantidad  y veces necesarias para que no quede seca y la suficiente para cubrir todos los ingredientes, pero sin pasarnos para que no quede aguado. Pasadas unas 2 horas y media / 3 horas , nuestro rabo de toro estará perfecto para emplatarlo, acompañado de patatas fritas o cocidas. Un plato perfecto para una ocasión perfecta.

¡Buen provecho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *