Cómo tender la ropa para no planchar

Si eres como yo, de esas personas que tiene alergia a la plancha, te damos una serie de consejos sobre cómo tender la ropa, para que nunca más tengas que acercarte a este electrodoméstico infernal, y que además, te ayudarán a conservar tu ropa por más tiempo.

Cómo tender ropa para no planchar

1-No tiendas la ropa muy mojada.

Un buen programa de centrifugado en tu lavadora te ayudará a evitar esto. Con un centrifugado alto nuestra ropa saldrá más seca, pero probablemente más arrugada, que es justo lo que tratamos de evitar. Utiliza un centrifugado medio, para que la ropa no quede húmeda y no tengamos un exceso de arrugas.

2-Sacude la ropa antes de colocarla en el tendedero.

¿Recuerdas aquello que hacían las abuelas de sacudir bien la ropa antes de tenderla? Pues como en muchas otras cosas tenían razón. Es la mejor manera de tenderla, ayuda a eliminar el exceso de agua, desprende las pelusas que se pueden pegar en la ropa durante el lavado,  y como extra, alisa algunas de las arrugas que la lavadora puede dejar.

3-¡No dejes la ropa en la lavadora!  

Muchas veces dejamos la lavadora puesta mientras trabajamos o por las noches para tenderla en otro momento. ¡Gran error! Cuando hacemos esto sólo conseguimos que nuestra ropa se haga un guiñapo y además huela mal. Es recomendable tenderla lo más pronto posible para ahorrarnos un buen rato de plancha.

4-Estira bien la ropa antes de tenderla.

Pega un buen tirón de las mangas de camisas y jerseys, presta especial atención a los puños y cuellos de las camisas, cuanto más los estires menos maña tendremos que darnos con la plancha. Podemos hacer lo mismo con las perneras de los pantalones y las faldas y vestidos. Si conseguimos que se sequen sin arrugas podremos doblarlos sin pasar por la tabla de planchar.

5-¡Cuidado con las pinzas!

Son una parte muy importante del proceso. Las pinzas de madera dejan más marcas en la ropa y además con la humedad tienden a deteriorarse rápidamente. Es preferible usar pinzas de plástico, o incluso prescindir de ellas si tiendes en un lugar cerrado o con poco viento, así tendremos menos marcas.

6-Tiende la ropa del revés.

El sol es el enemigo de la ropa de color, se comerá el color de tus prendas rápidamente y podría incluso crear pequeñas manchas en ella. No podemos evitar esas manchas, pero al tenderlo por el revés, quedarán en la parte interior de la prenda y pasarán desapercibidas. Además evitamos manchas de polvo o por contaminación.

ropa tendida

7-Separa bien la ropa.

Si la ropa está muy pegada en el tendedero tardará mucho en secarse, se arrugará más y olerá a humedad. El tamaño de las prendas también influye, cuanto más grandes sean las prendas, más separadas deben estar. Aproximadamente un cuarto de separación para sábanas y toallas, y alrededor de 5 centímetros para prendas de vestir.

8-Cuelga las camisas en perchas.

No aseguro que esto te evite tener que plancharlas, pero te quitará un rato. Si no puedes tenderlas en perchas, intenta extenderlas lo máximo posible, pon las pinzas justo en las costuras para que no se queden las marcas.

9-Ojo con las costuras.

Cuando tiendes camisetas, polos o jerseys, pon las pinzas en la costuras más cercanas a las axilas, alineado con las costuras, y muy estirados, así no quedarán marcas y no tendrás que plancharlas.

10-Aprovecha el espacio. 

Si tienes un tendedero pequeño y mucha ropa que tender, puedes colgar algunas perchas en él y tender en ellas. Deja unos centímetros de separación entra ellas para que corra el aire y se sequen antes. Es ideal para la ropa interior, en la barra de una percha puedes colgar hasta 6 calcetines y sólo te ocupará el espacio de una prenda.  Cuando tendemos éstas prendas pequeñas, lo ideal es estirarlas antes de colgarlas y, una vez más, poner la pinza lo más cerca posible a las costuras

Tendedero

11-Respeta la forma de tu ropa.

Los pantalones, especialmente los vaqueros, se deforman facilmente. Pero tenemos un truquillo para que esto no pase. Cierra los botones o cremalleras, para evitar que la cinturilla estire y se pierda la forma original de tu ropa. Esto mismo se puede hacer también con las faldas y shorts. 

12-No te olvides de recoger tu ropa.

Al igual que dejar la ropa en la lavadora, es un problema común. La falta de tiempo y los despistes del día a día hacen que olvidemos las pequeñas cosas. Pero cuanto más tiempo pase la ropa tendida más difícil de planchar será después, porque las arrugas quedarán más marcadas y la ropa estará muy rígida. Y no solo eso, el aire y el sol deteriorarán el tejido y podría afectar a la vida de nuestra ropa.

Y para terminar, una curiosidad. 

¿Creías que el agujero pequeño de las pinzas no sirve para nada? Si has contestado afirmativamente, estás a punto de descubrir algo muy curioso. Este agujerito debe ir en el cable donde tendemos la ropa y en el segundo la prenda, esto es ideal para sábanas y ropa de hogar.

Tender correctamente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *