7 trucos para ahorrar en calefacción

trucos ahorro calefacción

Finalmente llegó el frío, y aunque podamos pensar lo contrario, el invierno es una buena época para ahorrar en nuestra factura eléctrica y de gas. Pues a diferencia del verano que, dependiendo de dónde vivas el aire acondicionado es prácticamente obligatorio, en invierno, hay varias maneras de mantenerse caliente en casa sin poner en marcha la calefacción.
Encontrar alternativas más económicas para mantener nuestra casa caliente es esencial si queremos disminuir los gastos que se disparan en estas fechas. Si no quieres abusar de la calefacción, tienes que acondicionar tu hogar para mantener el calor e impedir la entrada del frío. Así que toma nota de estos 7 consejos con los que seguro lograrás calentar tu casa, consiguiendo una temperatura agradable y un hogar más acogedor.

1. Persianas y Cortinas

Bloquear las corrientes de aire es el primer paso para mantener la temperatura de tu hogar, ya que las corrientes en invierno pueden bajar la temperatura hasta en un 100%.
Durante el día mantén abiertas persianas y cortinas para dejar que entre la luz y el calor del sol, y durante la noche ciérralas para evitar que el calor se escape.

2. Ventanas de doble acristalamiento

Si piensas hacer una reforma en casa, una de las mejores opciones es optar por ventanas con doble acristalamiento. Solo con esta elección podemos llegar a ahorrar directamente más de un 10% en la factura de la calefacción. Si no tuviésemos o no nos lo pudiésemos permitir, ¿por qué no fingirlo? Hay una lámina especial que se puede colocar en ventanas de un solo cristal e imitan el mismo efecto. Puedes unir la lámina al marco de la ventana usando cinta adhesiva de doble cara y luego fijarla con un secador de pelo.

3. Carpinterías de madera o PVC

Además del doble acristalamiento de las ventanas, la madera y el PVC son materiales que proporcionan un buen aislamiento. Si notas que aún teniendo cerradas las ventanas entra el aire, también puedes colocar burletes.

4. Cerrar las puertas

Puede parecer obvio, pero la forma más barata y más fácil de evitar la pérdida de calor de su casa es simplemente cerrar las puertas de las habitaciones que no utiliza. Esto crea otra barrera entre una ventana y su fuente de calor, y evita que el aire circule más de lo que deseas.

cerrar puertas habitaciones

5. Saca tus alfombras

Aparte de ser un elemento decorativo muy útil y dar sensación de comodidad a tu hogar, las alfombras tienen la capacidad de retener el calor de la habitación, además de reducir notablemente su pérdida que se produce principalmente a través del suelo.

alfombras retienen calor

6. Ventiladores de techo

Puede sonar extraño, pero un ventilador de techo también puede ser útil para calentar tu hogar. El aire caliente sube hacia arriba y el ventilador de techo es una excelente forma de bajarlo. Cambia la orientación de las aspas y prográmalo al mínimo para que mueva el aire. De este modo, el aire caliente se desplaza lateralmente, baja por las paredes hacia el suelo y vuelve a subir por el centro del ventilador.

7. Bolsa de agua caliente y ropa de de invierno para tu cama

Esto no te va ayudar a mantener caliente tu casa, pero vas a conseguir calentar la cama y evitar ese frío momento al irte a dormir. Además, de usar una bolsa de agua caliente cuando estás relajado en el sofá, puedes dejarla en tu cama poco antes de acostarte, de este modo la cama estará caliente cuando vayas a dormir. También puedes vestir tu cama con sábanas de franela y mantas más gruesas.

ropa cama evita el frío

Espero que os haya gustado el post de hoy, y ya sabéis , si tenéis alguna sugerencia no dudéis en dejarla en nuestros comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *