¿Cómo arreglar un grifo?

A lo largo de nuestras vidas, seguro que hemos sufrido este pequeño problema con nuestro grifo. Por ello, en este post, vamos a conocer todo sobre los grifos y cómo arreglar el grifo. 

Arreglar Grifo

Tipos de grifos

Arreglar un grifo puede ser una tarea fácil pero, para ello, tenemos que conocer los diferentes tipos de grifos que podemos encontrarnos. ¿Los conocéis?

¡Vamos a ver los distintos tipos de grifos!

Grifo monomando

Este grifo, es uno de los más comunes en, que se caracteriza por su facilidad de uso. Además de ser uno de los más comunes, con este grifo puedes regular el flujo de agua y la temperatura, con las cuatro direcciones posibles que tiene.

Grifo bimando

Este tipo de grifos, está compuesto por dos mandos. Uno para agua fría y otro para agua caliente. Dependiendo del movimiento giratorio, podrás regular tanto la cantidad de agua como su temperatura.

Grifo de caño alto

Si tienes un fregadero grande, esta es una de las mejores opciones ya que, es magnífico para limpiar y llenar ollas grandes o diferentes cubetas.

Grifo de caño extraible

Este tipo de grifos, nos permite tener una gran flexibilidad para poder llenar  los recipientes tanto dentro como fuera del fregadero.

Grifos

Grifo de caño abatible

Otro de los tipo de grifos que podemos encontrarnos son los que están preparados para ponerlos debajo de la ventana. Estos se caracterizan por su flexibilidad.

Grifos de caño invertido

Por último, este tipo de grifos, están normalmente situados o bien bajo un mueble o bien bajo una ventana. Son aquellos grifos de caño bajo que se quedan muy ajustados, perfectos para llenar recipientes grandes. 

Grifos de pared

Este tipo de grifos, es un modelo que, como su propio nombre indica, sale desde la pared. Estos modelos cuentan con diseños novedosos, importantes para la cocina o para el baño. 

Grifos encastrados en la encimera

Por último, este tipo de grifos, son aquellos que van instalados en la encimera de la cocina o en el lavabo. Este modelo, tiene un funcionamiento muy sencillo y si necesitamos sustituirlos, no tendrán complicación ninguna. 

¿Cómo arreglar un grifo?

¿Cuántas veces os habéis encontrado con el grifo roto o goteando? Seguro que, en alguna ocasión, os habéis encontrado con este problema en casa y no habéis sido capaces de solucionarlo o, simplemente, es vuestra primera vez y no sabéis qué tenéis que hacer frente a estos problemas. A continuación, te daremos una serie de pautas para que lo soluciones de una forma sencilla.

Tipos de Grifos

Pasos para arreglar un grifo que gotea

Si te encuentras con que tu grifo no para de gotear, tienes que llevar a cabo los siguientes pasos.

  1. El primero, y más importante, cerrar la llave de paso del agua, para que así el agua no salga de forma descontrolada cuando desmontemos el grifo.

  2. El siguiente paso, será desmontar el grifo. Para ello, necesitamos tener las herramientas necesarias a mano. Entre ellas, necesitaremos una llave inglesa o un destornillador. 
  3.  Ahora, llega el momento difícil… ¿Dónde está el problema? Para ello, tendremos que comprobar y conocer los problemas más comunes.
  • Rotura de la junta: Si esto os ocurre, la solución es sencilla, tan solo tenemos que cambiarla por una nueva. 
  • Deterioro de la junta: Otra solución sencilla, si esto os pasa… ¡¡Tendremos que comprar una nueva!!
  • Suciedad de la junta: Si esto os pasa… ¡¡No, no tendréis que comprar otra!! Para ello, debéis tener a mano unos productos específicos para limpiar la junta y, una vez que la hayáis limpiado, ya podéis volver a colocarla.

Ya que hemos llegado hasta aquí… ¿No vamos a dejar las cosas a medias no?

Tras haber hecho esto, es el momento de montar el grifo de nuevo. Ten cuidado, las piezas que habéis quitado, tienen que volver a estar, no os puede faltar ni sobrar ninguna. 

Por último, para ver si esta bien montado el grifo, compruebalo y, si el agua sale bien, sin problema alguno, ya tendrás el grifo arreglado y no tendrás que hacer nada más.

Diferentes averías que pueden aparecer en los grifos

No solo podemos encontrarnos con problemas de goteo, cuando nos enfrentamos a un grifo sino que puede que haya otros factores que perjudiquen y provoquen averías en los grifos. 

La falta de mantenimiento en los grifos, puede provocar diferentes problemas ya que esto, están en contacto, como sabemos, con agua y esta arrastra sedimentos que generan esos problemas. 

Con el paso del tiempo, es posible que los grifos puedan llegar a obstruirse, produciendo una avería de tal forma que el agua salga con dificultad. Para ello, es suficiente con desenroscar la pieza, extraer la rejilla y lavarla, para que toda la suciedad salga y deje pasar el agua.

Grifos - Arreglos

Otro de los problemas que nos podemos encontrar, están relacionados con la cal. La cal puede ser causante de una fuga de agua, yendo desde un simple goteo hasta una gran pérdida. Esto se produce porque la cal impide que la llave de paso cierre correctamente.

¿Podemos encontrar más averías? ¡Efectivamente, y una de ellas puede ser el deterioro de las gomas, como ya hemos comentado atrás!

Es posible, que otras de las averías típicas, que puedan ocurrir, es que el grifo esté mal colocado o enroscado, lo cual por ello se produzcan pérdidas.  

Otro de los problemas a tener en cuenta, que pueden aparecer, son las obstrucciones debido a atasques en el fregadero.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *